12 de junio de 2017

El diario de Anna: El precio de la sinceridad.










 Hoy he tenido un día muy intenso y bastante agradable con mi amiga Lula. Hacía mucho tiempo que no manteníamos una conversación transcendental, últimamente solo nos limitábamos a desbarrar sobre cuestiones insignificantes. El caso es que ella me ha hecho una pregunta que me ha obligado a tomarme mi tiempo antes de responder, no porque fuera complicada, sino porque no quería dar una respuesta sin ton ni son. Y la pregunta fue ¿tú crees que la sinceridad tiene un precio? Ni que decir tiene que yo me quede a cuadros, pero hice acopio de voluntad e intente contestar con la mayor sinceridad que me fue posible.

“Escucha Lula”- le dije –

“En mi humilde opinión pienso que la sinceridad está sobrevalorada, aunque también depende de las situaciones, las circunstancias, los casos y las personas. Hay quien suele utilizar la franqueza como dogma en su vida utilizando un filtro y otros, sin embargo, la usan sin medir las consecuencias. Cuando le pides a alguien que sea claro dando su opinión te expones a recibir mieles tanto como hieles, pero es tu decisión y te arriesgas. Aunque el problema es cuando no la has solicitado y te la obsequian con tarjeta de felicitación incluida”.   

“Son muchos los que reclaman hasta la saciedad que la sinceridad es vital para el crecimiento de madurez, convivencia y autenticidad del ser humano, y tienen razón. El ser verdadero y honesto te hace sentir mejor persona, incluso te guía en la dirección correcta por la que debes caminar. Pero ten presente que tú antes que nadie debes de ser la primera en aplicarte la realidad, la franqueza y la honradez. Y una vez que lo hayas hecho, mi querida lula, plantéate si tu compromiso de lealtad con tu vida y tus acciones podría desembocar en ponerle precio a tu sinceridad, ya que en ese caso no habrías vivido ni dejado vivir”.



 Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas. (Proverbio árabe)






BESOS

































Fuente imagen y vídeo: you tube,google





No hay comentarios:

Publicar un comentario