24 de abril de 2017

Noche de miedo









A través del cristal de la ventana observo como la noche se va apoderando de la ciudad cubriéndola con su negra túnica. Los sonidos se han apagado y el espeso silencio llega hasta mí provocándome un éxtasis delicioso. Me doy cuenta que ese cementerio nocturno en el que se ha convertido la urbe ya no me asusta como antes.

Desde que era pequeña siempre he temido a la oscuridad, imaginaba que en ese pozo ennegrecido vivían monstruos sacados de las peores pesadillas. A veces, ese miedo me daba la impresión que estaba unido por un delgado hilo a mi cordura, y que en cualquier momento se podía soltar dejándome caer en una espiral de locura.

Pero lo peor venia cuando tenía que dormir e inconscientemente entraba en el mundo de los sueños. En algunos flotaba en un oscuro crepúsculo donde los monstruos y seres de otro mundo intentaban atraparme, cuando me despertaba estaba bañada en sudor y mi corazón latía desenfrenado intentando huir de mi pecho.

El miedo en los sueños es libre ya que puede aparecer cuando menos te lo esperas, está escondido en la sombra esclavizado por la fantasía. En esas horas somos testigos silenciosos de su insaciable apetito que crece sin medida intentando engullirnos. Nuestra suerte es que no es eterno y a medida que nos hacemos mayores se va debilitando hasta desaparecer llevándose con él todas las inquietudes que lo hacen real.(Basado en hechos reales)



Siempre he soñado poco. Lo cual sólo quiere decir, según tengo entendido, que no recuerdo mis sueños, porque no paramos de soñar mientras dormimos, o al menos eso dicen. Es como si dentro de mi cabeza parpadeara durante toda la noche un televisor sin que nadie lo mirara. Sintonizado con el Canal de los Sueños. Me gustaría grabar en Vídeo sus programas. Quizá así tendría una pista de lo que me Ocurre. No me refiero a lo que le ocurre a mi rodilla, sino a mi cabeza. A mi mente. A mi alma.(David Lodge)





















Fuente vídeo e imagen:you tube,google.

No hay comentarios:

Publicar un comentario