5 de marzo de 2017

La fuerza de vivir











El viento le azotaba la cara y la embestía mordiéndole la piel, el frío era tan intenso que la invadía obligándola a tiritar. Moviéndose con dificultad se dejó arrastrar mientras su cuerpo temblaba y vagaba por esa oscuridad que cubría todo su mundo.

Se sentía extraña, rodeada de sombras tenebrosas e irreales, sumergida en ese vacío. Con esfuerzo reptó por una pendiente que parecía no tener fin, agarrándose a las protuberancias de sus paredes para darse impulso. Estaba aturdida y desorientada, no entendía nada de lo que le estaba ocurriendo. Solo sabía que la energía que habitaba dentro de ella tenía que luchar y arañar para ser liberada.

Escuchó un sonido ensordecedor y molesto, una serie de pitidos entrecortados llenaron sus oídos rompiendo el silencio que la rodeaba. Percibió una tímida luz a través de sus párpados, intento abrirlos y con un gran esfuerzo lo consiguió. Sintió la caricia de una mano en su mejilla transmitiéndole el calor de la ternura.

Descubrió un rostro velado por las lágrimas y oyó una voz que le hablaba suavemente en un tono tierno y dulce que la embriago con su armonía. Una voz que le susurraba…Has triunfado sobre la enfermedad, has vencido al sueño de la muerte, ahora apacigua tus terrores y entona el cántico en el que todavía vibra la fuerza de vivir.   


" El anhelo de curarnos constituye la mitad de nuestra salud."
(Seneca)



Besos 

Fuente imagen y video:you tube,google

No hay comentarios:

Publicar un comentario