30 de diciembre de 2016

Campanadas a media noche







Aquí estoy, 30 de diciembre de 2016, esperando el día de mañana para pasar página de estos doce meses vividos que me dicen adiós a golpe de tambores y cornetas. Durante todo ese tiempo no ha habido en mi vida grandes acontecimientos, pero sí algunos pequeños muy interesantes. Y puedo afirmar que estos últimos son los que han pesado más en todo lo que me ha acontecido este año. En resumidas cuentas, han sido 365 días satisfactorios.

Me gustaría poder contaros una buena historia que fuera acorde con esta fecha tan señalada, pero para ser sincera no se me ocurre ninguna, aunque a veces pienso que la historia soy yo en mi misma. En ocasiones, dejo volar la imaginación y me siento como un manuscrito en el cual escribo mis sueños, mi locura y mi fantasía desbordada. Y sé que, con el paso de los años, un día cualquiera me quedare en blanco y en silencio.

Pero antes de que llegue, mi propósito para el largo año que me espera es no dejar ninguna página incompleta, ninguna frase a medias y ningún recuerdo olvidado en un rincón. Voy a gastar todas las hojas de este manuscrito de vida hasta que queden marchitas, y su color desaparezca como las cenizas con el viento.   (Basado en hechos reales)


Un hombre debe vivir el presente y ¿qué importa quién eras la semana pasada,
 si sabes quién eres hoy?
( Paul Auster)







!! Feliz año¡¡


Imagen y video:you tube,google

No hay comentarios:

Publicar un comentario