4 de junio de 2014

!! Pelillos a la mar !!






Como todos saben ,el depilado femenino hoy en día es una practica habitual  lo vemos tan normal como ir a la peluquería, para las féminas seria impensable salir en verano a la calle sin llevar las axilas afeitadas, o ponerse un bikini sin un buen rasurado. El depilado del vello femenino de las axilas o el pubis no es una idea nueva ya que ha sido llevada a cabo por multitud de civilizaciones, épocas y países desde tiempos inmemoriales.

Según cuenta la historia, el hombre se empieza a afeitar en la Edad de Piedra, cuando descubre que puede decorar su cuerpo de la misma forma que lo hace en las paredes de las cuevas. Es probable que las mujeres también empezaran a depilarse el cuerpo en esta época mediante el fuego, el raspado con piedra pómez o agresivas pociones a base de cal viva. Pero hubo un antes y un después en esta practica. Hasta mediados de la segunda década del siglo XX apenas se habían visto mujeres con los brazos descubiertos y la moda hasta entonces había hecho innecesaria la eliminación de vello en las féminas.

Todo se inició en mayo de 1915 a través de un anuncio gráfico que apareció publicado en la revista Harper’s Bazaar, dirigida básicamente a lectoras de la alta sociedad norteamericana. Se imponía la moda de llevar vestidos de tirantes y por lo cual las axilas quedaban descubiertas.Eran tiempos en los que las faldas y vestidos se llevaban muy por debajo de las rodillas, lo que hacía innecesario tener que depilarse las piernas. No fue hasta la Segunda Guerra Mundial en la que la escasez de medias de seda dejaba al descubierto y sin disimular el vello en las piernas de muchas mujeres.

Desde entonces hasta el día de hoy la industria ha ido evolucionando, siendo uno de los sectores más potentes en el mercado y la publicidad.Aunque según afirman muchos expertos,los humanos estamos destinados a perder el vello porque el recalentamiento del planeta llevará al Homo Sapiens a prescindir de esta capa aislante de frío. Esto sucederá dentro de millones de años, mientras tanto seguiremos depilándonos como desde los inicios de la humanidad. Porqué lo que está claro es que no podemos dejar que el vello alcance el largo que tiene el de la señorita de la foto, aunque sobre gustos no hay nada escrito.
Don Fulgencio.
Fuente texto e imagen:internet.

1 comentario:

  1. Jajajajajajaja ! menos mal que no crece asi! menos mal!!! jajajaja Saludos.

    ResponderEliminar